website statistics
BLOG: Mónica López
Pidiendo Ayuda

Una de las cosas más difíciles con las que tenemos que toparnos a menudo es “pedir ayuda”, muchas mujeres hoy en día, hemos crecido siendo autosuficientes, resolviendo y nos cuesta trabajo depender de alguien más o esperar a que las cosas sucedan.

No se trata sólo de un asunto de género, justo esta semana y como lo compartía a través de mis redes, hemos entrado al signo de Leo que como cada mes, cada signo trae sus propios desafíos, entre ellos “pedir ayuda”.

Esta energía no sólo afecta a los nacidos bajo este signo sino a todos por igual (más a ellos. Tengo la fortuna de contar con las mejores amigas de este signo y en general “me caen muy bien”, tengo una buena relación con los y las leonas, pero sé que de ante mano algo que les puede pesar mucho es pedir ayuda. Son los reyes de la selva y ya sólo por eso, a veces su arrogancia les puede complicar más este tema. Pero es que hay algo que no hemos comprendido del todo y esta es una buena época del año para hacerlo. Algunas veces confundimos el pedir ayuda como una debilidad, pero se requiere de una gran fortaleza (como la del león) para saber que no podemos vencer nuestras batallas solos y es importante para cualquiera de nosotros en este mundo terrenal tener aliados a un nivel superior, al igual que amigos, pero amigos verdaderos, no sólo aquellos que te acompañan de fiesta (en las buenas) o te dicen lo que quieres escuchar por quedar bien sino aquellos que nos dicen la verdad por más dolorosa o incómoda que pueda ser.

A cerca de la verdad y como decirla, les puedo contar en otra ocasión por que sí, para escuchar la verdad también hay que estar listo ya que con ella podemos construir o destruir. Un buen amigo no sólo va a decirte la verdad, procurará no lastimarte con ella y finalmente te empujará a crear una mejor versión de ti.

Esta es una semana los amigos juegan un papel muy importante, y siempre… “Pide ayuda”, es momento de ir al siguiente nivel y una de las mejores formas de tener éxito es rodeándonos de aquéllos que nos ayudan a crecer.

La ayuda siempre está disponible pero debemos estar dispuestos a pedirla, de la Luz y de nuestros maestros, de los demás… escuchar lo que tienen que decirnos sin estar a la defensiva. Todos podemos convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos con un poco de ayuda de nuestros propios amigos, ellos estarán dispuestos a estar ahí para nosotros, sólo basta con “pedir ayuda”.

Lo más popular de Mónica López...

El propósito de las relaciones

El Amor Incondicional

Infidelidad

¿Qué es la Libertad?