website statistics
BLOG: Toño Esquinca
Blog Toño Esquinca: Abundancia en plan de vuelo

Abundante es como Dios te quiere, y eso está en las Sagradas Escrituras, como lo menciono en la nueva edición mi libro Plan de Vuelo. Y abundancia se refiere a todos los aspectos de la vida.

Por supuesto que remite a la abundancia de todo lo material que podamos necesitar, pues esa es una necesidad básica para vivir y disfrutar de la vida, y es lo que nos ofrece la posibilidad de ampliar nuestros sentidos físicos a través de la inmensa gama de olores, colores, sabores, sonidos, y las sensaciones que nos da el regalo de la vida material, pero también es abundancia en recursos invisibles como la fe, la imaginación, la creatividad y la capacidad de romper las barreras internas y externas, para expresarnos mucho más allá de lo que creímos posible.

Usted es el máximo protagonista de su destino, nunca lo olvide, por eso es que su Plan de Vuelo está en sus manos, y en las de nadie más. Al decir que todo nos ha sido dado, es porque realmente en el Universo todo ha sido creado ya, ya es infinito, ya es eterno, y ya existe en algún punto, en algún momento, en algún espacio.

La afirmación Yo Soy, es lo más certero y cercano a una verdad absoluta, porque al decir Yo Soy, refrendamos que somos parte de todo lo que ya Es, y que no tiene fin, como tampoco tiene principio, por lo tanto, no tiene límites y nunca tiene prisa, porque su máxima realización sucederá en el momento en el que estemos preparados con la fe tan sólo del tamaño de un grano de mostaza.

Por esto es que creo que, siempre, lo mejor está por venir, pues, aunque parezca que vamos en una línea recta de entropía o envejecimiento, no es nada más que uno solo y el mismo instante en el camino de la conciencia, en el que podemos renacer en cualquier instante, en alguien nuevo con más sabiduría, es decir, hacia algo mucho mejor.

Esto también es abundancia, la riqueza de saber que el Universo no tiene límites, y esto es Dios, así que Dios es abundancia en todo sentido: pide y se te dará.

Muchas veces nos frustramos porque eso que pedimos no llega o, en otras palabras, nuestro avión nada más no despega, pero ojo, ¡es fundamental que no achaquemos esto a la idea de un universo restringido o de un dios que encarece!, sino que revisemos nuestro Plan de Vuelo, pues lo más seguro es que nos haga falta afinar algunas rutas, cambiar frecuencias, cambiar tripulaciones, y también pasajeros, mover el punto de partida, y establecer mucho mejores destinos que se alineen cada vez más a lo que realmente somos y queremos.

Le invito a hacer un ejercicio de abundancia: haga una lista de sus rutas, o la manera de hacer las cosas y las ideas que tiene alrededor del éxito; de las frecuencias o sus estados de ánimo y su percepción con respecto a la abundancia y la provisión; de las personas con las que se junta, y de las que se rodea, pues, como decían las abuelas: todo se pega; y finalmente, de sus puntos de despegue, es decir, de las cosas que le mueven o le inspiran a ser como es y a tener lo que tiene.

Le apuesto que con todo esto verá mucho más claras las fallas o huecos en su Plan de Vuelo y podrá saber qué pedir y qué de todo lo que ya Es, es lo que verdaderamente quiere y requiere para despegar.

Lo más popular de Toño Esquinca...

Si pudiera

La sangre llama

Una fábula

Acción contra la depresión