Se cumplen 29 años de Smells Like Teen Spirit; esta es la historia detrás de la canción

 

Es indiscutible que el Grunge en los 90s, fue el género por excelencia. Sin embargo, si algo tenemos que mencionar sobre este subgénero del rock, es la gran popularidad que alcanzó gracias a Nirvana, sobre todo, con el tema ‘Smells Like Teen Spirit’, considerado por muchos como el himno del Grunge.

 

Hoy, 10 de septiembre de 2021, ‘Smells Like Teen Spirit’ cumple 29 años. Es por esta razón, que te contaremos un poco sobre la historia detrás de este tema. 

 

¿Cómo surgió la idea?

En agosto de 1990, Kurt Cobain y Kathleen Hanna de Bikini Kill, estaban cerca de un centro para adolescentes embarazadas en Olympia. La clínica, en vez de ofrecer abortos, era un centro pro-vida que invitaba a las jóvenes a quedarse con sus bebés pues, si hacían lo contrario, podrían terminar en el infierno. 

 

“Debido a que Kurt y yo éramos unos feministas bastante molestos en los 90, decidimos que íbamos a hacer un pequeño servicio público en la noche. Bebimos nuestro Canadian Club y él veía mientras yo cruzaba la calle y escribía “Fake abortion clinic everyone” (una clínica de abortos falsa). Era un poco pragmático y él era más creativo así que escribió con letras rojas enormes “God is King” (Dios es rey)”,  contó en 2010 Kathleen antes de hacer un cover a la famosa canción de Nirvana.

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kurt Cobain (@kurtcobain)

 

Más tarde esa noche, muy borrachos, regresaron al motel de Kurt y mientras él estaba durmiendo, Kathleen agarró un marcador y escribió: “Kurt smells like Teen Spirit” (Kurt huele a desodorante Teen Spirit) en toda la pared… Esto como referencia a Tobi Vail, baterista de Bikini Kill, con quien Kurt solía salir y que usaba el desodorante de Teen Spirit, el cual era bastante famoso en esos días.

 

Una vez ya con la idea, o al menos, el título de una canción, faltaba ese poderoso riff con el cual abre la canción y que se mantiene de principio a fin. Según cuenta la historia, meses después de que pasara lo de la borrachera y unas semanas antes de la grabación de Nevermind, Kurt comenzó a tocar un riff de guitarra que Krist Novoselic pensó que era bastante tonto.

 

 

Pero Kurt, como bueno que era, castigó a toda la banda al hacer que tocaran ese riff una y otra vez por una hora y media. Después de sufrir el síndrome de Estocolmo, a Krist comenzó a gustarle el riff y sugirió que redujeran la velocidad. Sumado a ello, Dave Grohl tocó la batería de una manera muy poderosa.

 

Posteriormente, el productor de la banda, Butch Vig, escuchó una maqueta distorsionada y de baja calidad de la canción. Sin embargo, vio potencial en el tema, y fue así como la canción se integró al álbum Nevermind, convirtiéndose en el ‘Himno del Grunge’.