Los guardaespaldas de JB se aseguraban de que estuviera vivo cada noche

No es ningún secreto que Justin Bieber se haya sumergido el mundo de las drogas y es que según cuenta el mismo canadiense para la revista GQ, comenzó a fumar marihuana desde los 13 años. 

En la misma entrevista, el esposo de Hailey Bieber contó que llegó a tal punto en su adicción, que sus guardaespaldas se aseguraban de que estuviera vivo, tomándole el pulso cada noche. 

«Tenía una sensación extraña, de seguir anhelando más. Era como si tuviera todo ese éxito y aun así pensara: ‘Todavía estoy triste, y todavía me duele. Y todavía tengo un montón de problemas por resolver’. Y al principio creía que el éxito iba a hacer que todo se arreglara…para mí, las drogas eran un bálsamo adormecedor para poder seguir adelante», confesó Justin. 

Desde hace un par de años, Bieber ha encontrado la estabilidad en Dios y su esposa. Aseguró que estas dos áreas han sido clave para superar su adicción. 

«Llegué a un punto en el que dije: ‘Dios, si eres real, necesito que me ayudes, porque no puedo hacer esto yo solo. Estoy luchando muy duro. Cada decisión que tomo es por mi propio ego . ¿Qué es lo que quieres de mí? Pones todos estos deseos en mi corazón para que cante y actúe y haga música, ¿de dónde vienen? ¿Por qué está todo esto en mi corazón? ¿Qué sentido tiene? ¿Qué sentido tiene todo esto? ¿Qué sentido tiene que esté en este planeta?», expresó el cantante para GQ. 

Bieber estuvo 4 años fuera de la industria musical pero regresó con «Changes» y «Justice», álbumes que nos han recordado a todos que está listo para derrochar talento en el estudio y en el escenario.