Beneficios de la cúrcuma

Muchos de ustedes seguro han oído hablar últimamente sobre la cúrcuma pues se ha puesto muy de moda en la vida fitness. Para los que no la conozcan, la cúrcuma es una planta que se utiliza como especia en las cocinas de todo el mundo, sobretodo en la gastronomía hindú, pero también se utiliza como planta medicinal. Su olor se parece un poco al de la pimienta y es de color dorado casi anaranjado.

Algunas de las propiedades que se conocen son: antinflamatorias, analgésicas, antioxidantes, anticancerígenas, antivirales y antibacterianas, por lo que desde hace tiempo esta planta se ha hecho muy famosa y se recomienda por algunos médicos para prevenir multitud de enfermedades.

En el deporte la cúrcuma destaca por su propiedad antinflamatoria y por la capacidad que tiene de dar energía, ya que es diurética y también consigue aliviar los dolores producidos por los esfuerzos musculares. Por otro lado, también te ayuda a adelgazar ya que la cúrcuma, por ser liposoluble, actúa como quemador de grasa acelerando el metabolismo.

Además no te costará trabajo encontrarla y no gastarás mucho dinero ya que se consigue fácilmente en cualquier supermercado o tienda naturista. Es muy barato y la presentación más común es en polvo. Puedes consumir cúrcuma en té o agregarlo a tus comidas, yo te comparto una receta deliciosa y saludable de pollo al horno con cúrcuma.

Para esto necesitas: 4 trozos de pollo, 4 papas, 3 cebollas, 6 ajos, 1 chorrito de vino blanco, 1 rama de romero, 1 rama de tomillo, 1 cucharada de cúrcuma, 1 cucharada de pimienta negra molida, aceite de oliva extra virgen y sal.

Instrucciones: Precalentar el horno a 180°C y mezclar en un traste hondo la cúrcuma, la pimienta negra, poca sal y un buen chorro de aceite de olivo. Luego lavas bien el pollo, lo remojas bien en la mezcla que hiciste antes y lo dejas marinar unos 10 minutos. Mientras el pollo se maina corta las cebollas y las papas, pónles aceite de oliva y poca sal. Después en una bandeja pones el pollo junto con las cebollas y las papas. Reparte los ajos, las ramitas de romero y tomillo, agregas un chorro de vino blanco encima de todo y lo metes al horno dejándolo por 20 minutos. Al pasar este tiempo dale la vuelta al pollo y déjalo otros 20 minutos más. Este tipo de pollo puedes acompañarlo con arroz al vapor.

¡Tú pollo está listo para comer!

Procura mantener una alimentación balanceada y asesorarte con un experto en nutrición para conocer tus necesidades de acuerdo a tus objetivos.