website statistics
BLOG: Toño Esquinca
Este es EL momento

Somos un pueblo grande, enorme, sostenido por unas raíces profundas y definidas, que llegan muy seguramente hasta el centro de la Tierra. ¡México es poderoso!

Y retos como este nos vuelven a recordar una vez más que cuando actuamos unidos y nos movemos COMUNIDAD, podemos sacar a flote toda situación adversa.

Ahora, justo ahora, es el momento de cambiar las palabras, de dejar la retórica y los discursos, y pasar a la acción concreta y verdadera: la sociedad civil probándose como células con ganas de sanar y ayudar a sanar, las instancias de gobierno, y la iniciativa privada.

México tiene forma de cuerno de la abundancia ¡y lo es! México es un hogar sacro que ha dado MUCHÍSIMO y más a cientos de generaciones; miles de empresas y fortunas se han amasado en nuestro amado país, en nuestra entrañable ciudad, ¿no les parece que ya es hora entonces de prosperar, sí, pero conscientemente? Negocios conscientes y socialmente responsables, y no sólo por cumplir un requisito, por mera imagen o para curarse en salud.

Ya es tiempo de dejar de ver a la utopía como el espejismo inalcanzable, y construirlo como una realidad no sólo necesaria sino obligatoria. Es justo y necesario que quienes han tomado y recibido tanto, den y se den en la misma proporción ¡sin temor a perder y sin reservas! Sin el miedo de estar haciendo algo fuera de la norma, de lo que marcan las pautas sociales o económicas, ¡atreverse!

Pues al final las leyes que realmente rigen a la vida no son inventadas por los humanos, así que ya es hora de imitar a la inteligencia biológica como un sistema perfecto y completamente sustentable: cooperando, dando sin esperar beneficios, ni alardes, caminando sus campañas publicitarias, haciendo evidentes los eslogans con los que nos convencen, ¡AHORA! en este que es El momento y en los tiempos venideros: sosteniendo su publicidad con actos reales. 

Si usted se ha beneficiado de la industria de la construcción a diestra y siniestra, ahora es el momento de regresar algo: ponga ingenieros, arquitectos, materiales, ayude gratuitamente a que se reconstruyan las viviendas que harán falta. Aseguradoras, compañías que se benefician de la industria de la prevención: cooperen a modo de agradecimiento de quienes han invertido tanto en ustedes para invertir en quienes lo necesitan.

Compañías telefónicas que tienen asegurada la rentabilidad a cientos de años: si México les ha permitido extender sus territorios a tantas mexicanas y mexicanos no sólo pongan señal y líneas gratuitas en momentos de emergencia ¡donen de verdad, ayuden a reconstruir, no habrá millón que sobre! Y reconstruir en toda la extensión de la palabra: reconstruirnos desde dentro, desde lo más hondo, como sociedad y como organismo interdependiente: suelten, dejen ir, nada pasará si quienes pueden dar más lo dan sin agendas ocultas, ayudar con eso que justamente no quieren soltar, esa es verdadera donación; lo demás es pura palabrería.

Es El momento de cambiar paradigmas, formas de ser y hacer, para dar un paso verdaderamente evolutivo: Evolución y no revolución, es justo ahora. Partidos políticos y candidatos: manden sus recursos de campaña para la ayuda que no cesará, sacrifiquen de sí mismos, y de los recursos que son de las/los mexicanas/os para cuando se requieran, como ahora.

Es hoy cuando las frases publicitarias y propagandísticas se probarán en serio: o somos o no somos. México les ha dado tanto, que por mucho que les parezca, la retribución siempre se quedará corta. ¡Despertemos ahora! Es una gran oportunidad para dar el giro en todos los acontecimientos por venir, en las formas de vivir, en el privilegio de existir en una tierra fértil, prolífica y magnífica como esta.

Nadie contra nadie, todos con todos, sumando, uniendo, creciendo, siendo más fuertes, regresando al origen, resurgiendo de las cenizas pero no como siempre, no iguales, sino mucho más vivos, más atentos, más presentes, más consientes. Este es El momento. 

Lo más popular de Toño Esquinca...

Nunca para después

Aprenda a cambiar

Saber Retirarse

Un paso adelante

Deja un Comentario