website statistics
BLOG: Toño Esquinca
Enfoque para manifestar

Existe en el Universo una ley fundamental para todo lo que creamos: la Ley del Mentalismo, que afirma que todo es mente, es decir que absolutamente todo lo que manifestamos en la materia primero fue un pensamiento. La super revelación aquí es que gran parte de lo que albergamos en la mente son pensamientos inconscientes, y es en este punto cuando las cosas se ponen menos fáciles.

La mente que vemos es como leer sólo la portada de un libro, y el subconsciente es todo el contenido, así que todo lo que usted guarda en su almacén ¡es de mucho peso! Para poder enfocar la mente y los pensamientos en aquellas cosas que desee atraer o ver hechas realidad en su vida, primero tiene que limpiar el subconsciente con el propósito de evitar que este tenga coladeras por donde se drena su energía.

Puede que al principio le cueste trabajo hacerse de estos hábitos, pero verá que conforme avanza, su mente se sentirá más ligera.

Paso 1: Evite toda fuente de imágenes perturbadoras, notas amarillas y todo lo que únicamente recrea el morbo.

2. No se preste a las malhabladurías, chismes, información inútil, y más, si se trata de criticar destructivamente a otras personas; una cosa es resolver los retos y problemas que nos presenta la vida cotidiana, y otra muy diferente es poner los sentidos en el viento negro que sale de la boca de los demás.

3. Si es necesario para su crecimiento, bienestar, salud, inteligencia, y mejora en todo sentido: admítalo, si no: niéguelo rotundamente. La comprobación de la utilidad de lo que llegue a usted, sobre todo tratándose de informaciones que le llenarán el disco duro del subconsciente, es preguntarse: ¿me dejará mejor o peor de como estaba, cambiará algo para bien en mí, o sólo me perturbará sin necesidad?

4. Si tiene demasiadas preocupaciones, intente ver el bosque y no sólo el árbol: ponga cada una en perspectiva, compárelas con aquellas situaciones difíciles que ha aprendido a sobrepasar con facilidad o con las personas que, a pesar de tener las cosas más complicadas, las han resuelto con destreza y empeño.

5. Haga una lista de aquello negativo que NO TIENE; ¡sí! Por descabellado que le parezca, enumerar todo lo que -afortunadamente- a usted no le aqueja, no le persigue, no carga, no le duele, no le molesta, y no le quita el sueño, ES UNA GRAN BENDICIÓN de alivio y una enorme liberación de acumulaciones mentales.

6. Puesto que todo es mente y lo que se alberga en ella regresa como una proyección en la pantalla de lo real, ponga su intento, ganas y voluntad en mantener su mente como un espacio limpio, luminoso y lleno de cosas placenteras.

7. Ábrase a recibir, buscar y provocar llenar su memoria mental con ideas e información nutritiva, estética, armónica, bella, y que le aporte nuevos conocimientos: lea textos de grandes autores, escuche música de los grandes clásicos, repase sus libros de texto.

Y finalmente: 8. Haga de cuenta que en su esfera mental estarán de invitados especiales: Jesucristo, Buda, Mahoma, la Virgen María o cualquiera de los seres iluminados que han pisado este plano, y procure mantener ese nivel de pensamientos. Dele cabida a eso que le eleve el estado de ánimo, que le inspire a crear, a pensar en nuevos proyectos y en la creación de un mundo mejor.

En cuanto menos lo espere, va a ver cómo esos remolinos de pensamientos que realmente no le aportan nada y sí le quitan bastante de su energía vital, se van apaciguando, y con ello, su capacidad de enfocarse en eso que quiere manifestar se va expandiendo y se va volviendo como un potente rayo láser.

Lo más popular de Toño Esquinca...