website statistics
BLOG: Toño Esquinca
Aprenda a cambiar
  • 32
    Shares

Cambie, aprenda a cambiar con los tiempos de la vida y los propios. Manténgase flexible para elcambio, no se rigidice, y menos afirme que usted “así es” y que nunca va a cambiar, porque esto resulta como prender una alarma para que la conciencia superior le enseñe que la existencia está hecha de cambios. Cambie sus escenografías de cuando en cuando si se siente atorado.

Si no puede cambiarse de casa, al menos modifique los colores, los muebles, los decorados, para que aquello que lo estanca no permanezca grabado en la misma escena como recordatorio de que usted no puede. Cambie sus rutas, y sus rutinas, para que no le mande al subconsciente un mensaje de que la vida es un deber aburrido y sin sorpresas. Si no logra lo que se promete, pruebe cambiar de ambientes, pues tal vez éstos lo mantengan sumergido en hábitos poco constructivos.

Cambie a la luz de un nuevo día;. No se reprograme con los mismos comandos de ayer, es decir, con aquellos autodictados que sólo justifican ante usted mismo que tiene que seguir siendo el personaje con las historias que ya no le gustan. Muévase de lugar cuando observe que las cosas no le salen: tal vez esté pescando desde el punto incorrecto.

En la medida de lo posible, aventúrese a cambiar de ciudad, de trabajo, de círculo social. Conozca otras perspectivas, otras maneras de advertir al mundo. Aprenda a cambiar cuando sienta que la vida le pesa; un solo grado de movimiento en su trayectoria puede hacer toda la diferencia.

Medite en el cambio, comprenda el cambio, conviértase en el cambio. Aquella ruptura que no supera, el trabajo que perdió, la etapa que ya concluyó, todos tienen un asidero en las cosas que no desea soltar, y de las que guarda un recuerdo del que no se quiere deshacer.

Aprenda cada día a deshacerse de su viejo yo, al que ya le queda chica la camiseta del hoy. Llévese a cambiar cuando vea que ha permanecido demasiado tiempo igual. Eso no es natural, porque aunque parezca que no pasa nada, es cuando menos se cambia que hay más desgaste. Cambie sobre todo en sus viejos hábitos mentales, en pensar siempre lo mismo acerca de usted y los demás, en repetir las ideas como disco rayado uno y otro día, porque el campo inteligente le responde de acuerdo a lo que usted experimenta como real.

En realidad nada es igual de un momento a otro, y si usted siente que está estancado no es porque las cosas no cambien, sino porque inconscientemente sigue eligiendo lo mismo cada vez. Entonces, ¡despierte! Y elija distinto cuando algo le disguste. Mantener lo que le gusta no quiere decir que no tenga que cambiarlo, sino que su grado de asimilación del cambio es tan bueno que puede lograr que lo que ama se adapte con gracia al transitar por el túnel del tiempo y del espacio. Acostúmbrese a cambiar, porque sólo así podrá ser partícipe de sus transformaciones para pasar de ser víctima del destino a responsable creador de su camino.

  • 32
    Shares

Lo más popular de Toño Esquinca...

Nunca para después

Saber Retirarse

Un paso adelante

Lo que no se ve

Deja un Comentario